La Medicina integrativa o integral combiMedicina Integrativana lo mejor de las terapias convencionales y alternativas, como el , el Yoga, la Acupuntura, la herbolaria… Muchas de estas disciplinas está ampliamente documentado que son, no sólo médicamente eficaces, sino también rentables para la sanidad.

Pienso que es importante incentivar a las personas a abordar estilos de vida saludables en lugar de recurrir únicamente a los medicamentos y a la cirugía.

Las enfermedades del corazón, la diabetes, el cáncer de próstata, el cáncer de mama y la obesidad representan el 75% de los costos de atención en sanidad en EEUU, y sin embargo estos se pueden prevenir en gran parte e incluso revertir, simplemente con un cambio de dieta y de estilo de vida.

Si nos dirigimos a los factores de estilo de vida que a menudo causan las enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, las enfermedades del corazón, el asma y VIH/SIDA; los cambios en la dieta y el estilo de vida van a retrasar la aparición de dichas enfermedades, o incluso evitar su aparición.

**VIDEO GRATUITO: Cómo Realizar Qi Gong Como Un Experto. ¡Impresionante!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Los últimos estudios científicos demuestran que nuestros cuerpos tienen una notable capacidad para la autocuración, y mucho más rápido de lo nadie se pudo haber imaginado. Estos estudios muestran que la medicina integrativa puede marcar una diferencia de gran alcance en nuestra salud y bienestar.

La mayoría de las personas tienden a poner sus esperanzas en grandes avances en la medicina esperando que un nuevo medicamento, el láser o en una intervención quirúrgica de alta tecnología resuelva su problema. A menudo tienen dificultades para creer que las decisiones más simples que hacemos  a diario y que conforman nuestro estilo de vida – lo que comes, la forma en que respondes al estrés, si fumas o no cigarrillos, la cantidad de ejercicio que realizas, y la calidad de tus relaciones y del apoyo social que recibes – pueden ser tan potentes como los mejores medicamentos o la cirugía, pero que a menudo son, y en muchos casos, aún más poderosos.

En estos estudios se utiliza a menudo alta tecnología, técnicas de medida de estado para probar el poder de las intervenciones de bajo costo, simples, de baja tecnología, y enfocadas en la medicina integrativa, tales como las dietas vegerarianas, el Qi Gong, el Yoga, la meditación y el apoyo psicosocial; y se ha comprobado que pueden detener o incluso revertir la progresión de la enfermedad coronaria, la diabetes, la hipertensión, el cáncer de próstata, la obesidad, la  hipercolesterolemia y otras patologías crónicas.

Un estudio reciente publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias Estadounidense encontró que estos enfoques pueden incluso cambiar la expresión genética de cientos de genes en tan sólo unos meses. Los genes asociados al cáncer, a las enfermedades cardíacas y a la inflamación se “apagan”, mientras que los genes de protección se “activan”.

Un estudio publicado en The Lancet Oncology constató que estos cambios aumentan la telomerasa, la enzima que alarga los telómeros, los extremos de los cromosomas que controlan cuánto tiempo vamos a vivir. Ni siquiera los medicamentos han demostrado tener este poder.

Nuestro “Sistema Sanitario” es ante todo un sistema de enfermedad-atención. El año pasado se gastaron en los EEUU 2,1 billones de dólares en atención médica, esto es el 16,5% del producto nacional bruto. De estos miles de millones, 95 centavos de cada dólar se utilizó para tratar la enfermedad después de que había aparecido. Al menos el 75% de estos costos se emplearon en el tratamiento de enfermedades crónicas como enfermedades del corazón o diabetes que son enfermedades que se pueden prevenir o incluso revertir por medio de estos cambios de los que estamos hablando.

Los hechos son especialmente claros en cardiología: En 2006, por ejemplo, según los datos facilitados por la Asociación Americana del Corazón, se realizaron 1,3 millones de procedimientos de angioplastia coronaria a un promedio de costo de 48.399 dólares cada uno, o sea, más de $ 60 mil millones, y se realizaron 448.000 operaciones coronarias de bypass a un costo de 99.743 dólares cada una, esto es, más de $ 44 mil millones. En otras palabras, los estadounidenses gastaron más de $ 100 billones en 2006 sólo en estos dos tipos de procedimientos.

A pesar de estos costes tan elevados, un ensayo aleatorio controlado y publicado en abril de 2007 en el New England Journal of Medicine, encontró que las angioplastias y los stents (o endoprótesis) no prolongan la vida ni previenen los ataques al corazón en pacientes estables (es decir, el 95% de las personas que los reciben). La cirugía coronaria prolonga la vida en menos del 3% de los pacientes que la reciben.

Gobiernos, aseguradoras y particulares, pagan miles de millones por procedimientos de cirugía como la cirugía de bypass y la angioplastia que resultan ser peligrosos, invasivos y costosos e ineficaces. Sin embargo, invierten muy poco en aproximarse a la medicina integral que se ha demostrado que revierte y previene las enfermedades más crónicas y que representan al menos el 75% de los costos del cuidado en salud. El estudio INTERHEART, publicado en septiembre de 2004 en The Lancet, y seguido por más de 30.000 hombres y mujeres de los cinco continentes, encontró que el cambio de estilo de vida puede evitar al menos el 90% de todas las enfermedades del corazón.

Vale la pena hacer hincapié en esto: La enfermedad que es responsable del mayor número de muertes prematuras y que repercute en los costos de los estadounidenses más que cualquier otra enfermedad, se puede prevenir casi totalmente con sólo cambiar la dieta y el estilo de vida. Y los mismos cambios de estilo de vida que pueden prevenir o incluso revertir la enfermedad cardíaca, también ayudan a prevenir o revertir muchas otras enfermedades crónicas.

Cuando comes una dieta sana, dejas de fumar, haces ejercicio, haces Qi Gong, meditas y tienes más amor en tu vida, entonces tu cerebro recibe más sangre y oxígeno, por lo que puedes pensar con más claridad, tener más energía, necesitar menos sueño. En estas condiciones tu cerebro puede crear nuevas neuronas, tantas que podría ser mensurablemente más grande en sólo unos meses. Tu cara recibe un mayor flujo de sangre, por lo que tu piel se iluminará más y presentará menos arrugas rejuveneciendo tu aspecto. Tu corazón bombeará más sangre, por lo que aumentará su resistencia e incluso puede comenzar a revertir las enfermedades del corazón. Tus órganos sexuales reciben un mayor flujo de sangre, por lo que mejorará tu vigor sexual, similar a como actúan la mayoría de medicamentos como la Viagra. Para muchas personas, estas son opciones que vale la pena tener en cuenta, no sólo para vivir más tiempo, sino también para vivir mejor, con más calidad de vida.

Es hora de dejar atrás el debate de la medicina alternativa frente a medicina tradicional, y concentrarse en lo que funciona y lo que no, para quién y bajo qué circunstancias. Estos hallazgos pueden ayudar a reducir los costos sanitarios y mejorar la salud de la población en general.

El enfoque de la medicina integrativa es reunir a las dos medicinas porque ambas son médicamente eficaces y tienen un costo efectivo importante en el clima económico actual. Este enfoque enfatiza tanto en la responsabilidad personal de cada uno de nosotros con nuestro cuerpo y nuestra vida, como en la oportunidad de hacer asequible la atención sanitaria y de calidad a los que más la necesitan.

Jorge Beltrán – Terapeuta
Creador del Curso: http://RecuperaTuSaludConQiGong.com/