El ingrediente secreto para el éxito con Qi GongSi estás iniciándote en la práctica del y realmente quieres obtener resultados palpables y duraderos debes de conocer cuál es el ingrediente fundamental para tener éxito en esta disciplina.

Ese ingrediente tan importante, está incluso implícito en el significado de la propia palabra Qi Gong, y te voy a explicar por qué es tan importante en las siguientes líneas…

Son muchos los alumnos que a lo largo de estos años de enseñanza de Qi Gong y Tai Chi Chuan me han hecho la misma pregunta “¿Oye Jorte, Poqué yo no obtengo resultados?”. Yo siempre les respondo con otra pregunta muy obvia “¿Cuántas veces has practicado esta semana?”, la respuesta suele ser también muy obvia…

Por lo general la gente quiere resultados rápidamente, pero sin dedicarle el tiempo necesario para que estos aparezcan. La constancia es ese ingrediente fundamental que en la práctica con Qi Gong va a determinar la cantidad y calidad de los resultados que obtengas en términos de salud, energía y vitalidad.

Para que entiendas la importancia de la de la constancia, de la perseverancia, del activar la voluntad a diario, sobre todo durante los 40 o 60 primeros días de práctica del , te voy a poner un ejemplo…

Imagínate por un momento que tienes una esbelta tinaja de barro. Este bonito ejemplar está vacío y dispuesto en lo alto de ladera de una montaña, como a unos 500 metros de tu casa… Decides que quieres llenarla de agua y todos los días llevas desde tu casa a la ladera, un vaso del líquido elemento…

Para llenar la tinaja de agua necesitas llevar 60 vasos. Cada día que hagas el recorrido con tu vaso en la mano y vuelques el agua en la tinaja, irás consiguiendo aumentar su contenido hasta por fin llenarla. Claro está que el recipiente no está protegido y todos los días el Sol aparece y evapora una cierta cantidad de agua; por lo tanto, si pasan unos días y no llevas tu aporte de agua, el líquido elemento irá mermando…

**VIDEO GRATUITO: Cómo Realizar Qi Gong Como Un Experto. ¡Impresionante! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Cada vez que llevas un vaso de agua a la tinaja, como en una sesión de práctica diaria de Qi Gong terapéutico, haces una aportación de energía y regeneración en tu cuerpo, mente, emoción y espíritu. La tinaja es tu cuerpo, el recorrido de los 500 metros es la práctica diaria de Qi Gong terapéutico y el vaso de agua que vuelcas en la tinaja es la energía que vas obteniendo en los cuatro niveles.

…Tu primer objetivo debe ser llenar la tinaja de agua, es decir, que es vital en la primera etapa mantener la constancia en tus viajes hacia la ladera para que el Sol no evapore el agua, cosa que ocurrirá si, nada más empezar, dejas de hacer tu recorrido dos o tres días seguidos…

Una vez que el bonito ejemplar de tinaja esté repleto de agua, sólo tienes que mantenerla llena. Cuando el agua alcance el borde, has completado tu primer objetivo, en cuanto a la prácitica del Qi Gong, tu energía, vitalidad y salud estarán en un nivel 10, un nivel máximo y lo más probable es que tu proceso de recuperación o de mantenimiento de la salud esté dando sus frutos.

Cuando ha pasado el tiempo de llenar la tinaja, podrás variar el tiempo dedicado a mantenerla alta y esto traerá consigo que puedas dejar de practicar algún día en semana, por ejemplo los fines de semana. Este descanso va a depender de tu estado de salud fundamentalmente, aunque lo general es que una vez haya pasado la primera etapa, puedas tomar algún día de descanso en semana, para dedicarlo a otras cosas o simplemente, descansar y cambiar de actividad, aunque el Qi Gong en sí es un descanso para el cuerpo y sobre todo para la mente.

Pero cuidado!…

Se te podría ocurrir… ¿Por qué no hacer varios paseos desde mi casa a la ladera para llevar más vasos de agua en un sólo día y llenar así más rápido la tinaja?. Gran error…

Cuando das el primer paseo, estarás bien, quizás los primeros días te canses un poco hasta que ya tu cuerpo se active, se ponga en forma para recorrer esos 500 metros que te separan de tu objetivo. Sin embargo, si tu cuerpo no está acostumbrado y al principio das más de un paseo a la ladera al día, probablemente en el segundo o tercer viaje se te derrame bastante agua por el camino porque el cansancio te hace tropezar de vez en cuando, además de que al día siguiente puede que estés cansado, que no te apetezca ir a llevar más agua a la tinaja, dejes pasar los días, y el esfuerzo inicial se habrá perdido.

Espero que con este ejemplo metafórico hayas entiendido la importancia de que sobre todo al principio, la práctica diaria es fundamental para llenar de energía tu cuerpo y poner en marcha todas las funciones necesarias para estar en la vida en el nivel que te corresponde, o sea, en el más alto, una vez alcanzado este nivel y superado este objetivo inicial, se hará evidente en ti la necesidad de no querer perderlo jamás.

Así que te recomiendo que practiques a diario aunque sean sólo un par de movimientos, pero seriamente, sobre todo con la mente muy bien puesta en lo que estás haciendo y en lo que deseas conseguir, ve sumando día a día y a la larga obrarás auténticos milagros, te lo aseguro.

  1. Decide cuánto tiempo vas a practicar. Te recomiendo mínimo 20 minutos.
  2. Programa tu calendario para que te lo recuerde y ponte manos a la obra. Preferiblemente por la mañana temprano. Nunca antes de acostarte, porque la carga de energía podría activarte y dificultarte el sueño.
  3. Busca un lugar tranquilo donde practicar.
  4. Ponte ropa cómoda y practica con toda la mente puesta en el hacer y el sentir.

Espero tus comentarios a medida que vayas progresando.

Gracias…

Jorge Beltrán – Terapeuta
Creador del Curso: http://RecuperaTuSaludConQiGong.com/