Lo Básico Para Aprender Chi KungEl Terapéutico (o ) es muy sencillo de ejecutar. La mayoría de los ejercicios son muy fáciles de aprender y de ejecutar. Realmente cualquier persona de cualquier edad y condición física puede seriamente sin dificultad y beneficiarse de esta técnica tan extraordinaria para la salud de cuerpo y mente.

Si deseas iniciarte en este arte, no es motivo suficiente para no hacerlo el no disponer de un instructor, profesor o maestro cerca de casa que dé clases. De hecho es lo más probable en la mayoría de los casos, que la gente no tenga a su maestro cerca, a no ser que vivas en China o en una gran ciudad.

Yo mismo tengo que desplazarme la mayoría de la veces para asistir a los seminarios que imparten mis maestros en Medicina China, Acupuntura, Chi Kung, Tai Chi Chuan, etc. Y es lo que la mayoría de los profesionales que nos dedicamos a enseñar a su vez a otras personas y a tratar pacientes, tenemos que hacer para mantenernos actualizados y seguir aprendiendo y proporcionando lo mejor a las personas que confían en nosotros.

Pero con los medios de que se disponen actualmente y con el acceso tan fácil y rápido que se tiene hoy en día a la información, puedes ponerte en contacto con cualquier profesor a través de internet que te pueda guiar con vídeos, audios, fotos, videoconferencias. Mi maestro de acupuntura, por ejemplo, ya hace seminarios por internet a través de videoconferencia, con lo que me ahorro muchos viajes de España a México que es donde él vive y enseña.

Entonces ¿Qué es lo básico para aprender Chi Kung?

Como te acabo de decir, tener a un profesional serio y cualificado de quien aprender es importante, pero no necesariamente tiene que estar físicamente cerca de ti para enseñarte, puede estar a un clic de distancia con los medios que internet pone a nuestro alcance y aunque no esté físicamente cerca, sí podría estar disponible para ayudarte en todo momento.

**VIDEO GRATUITO: Cómo Realizar Como Un Experto. ¡Impresionante!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Una vez que hayas encontrado a tu profesor de Chi Kung, ya sea porque tienes la suerte de que puedes asistir a clases cerca de donde vives o porque te permite una formación adecuada a través de internet, lo siguiente que tienes que hacer es comprometerte y ser constante, esto es básico.

El asistir a clases de Chi Kung dos o tres veces en semana, te proporcionará dos o tres ratos muy agradables en los que disfrutarás de la paz y armonía que proporciona este tipo de prácticas, estado que se prolongará posiblemente varias horas después de haber practicado, pero si quieres un aporte serio de salud, energía y vitalidad, y sobre todo si quieres recuperarte de alguna enfermedad, debes de practicar a diario por tu cuenta.

Tampoco te servirá de nada descargarte de Internet Gigas y Gigas de vídeos con y practicarlos de vez en cuando, o leer libros sobre el tema si después no pones en práctica lo aprendido y no eres constante en la práctica.

Otro factor básico e importante es mantener el estado mental adecuado. Esa parte pocos la explican, porque posiblemente no le den la importancia que realmente tiene. Me gusta hacer hincapié en que el 80% del beneficio del Chi Kung está en el trabajo interior durante el movimiento, en mantener la mente concentrada y atenta momento a momento en el movimiento y en las sensaciones que produce ese movimiento. Luego se van añadiendo más herramientas a nivel interno, como la visualización, la atención dirigida a puntos de acupuntura, etc.

La tendencia de la mente es traernos actividad mental y distraernos, pero tienes que aprender a permanecer en el sentir del Chi Kung, generando energía con cada movimiento manteniendo cuerpo y mente en armonía proporcionando equilibrio y salud.

Otro factor importante y también básico es el trabajo de la respiración. La respiración tiene que ir sincronizándose de forma natural con el movimiento y se hará lenta y profunda, pero al principio es conveniente trabajarla por separado y luego ir incorporándola poco a poco a tus sesiones de práctica de Chi Kung.

Yo en mis clases, principalmente para ayudar a los alumnos que están empezando, o que tienen más dificultades con la respiración, suelo introducir pausas de 1 minuto intercaladas entre los ejercicios donde se practica la respiración consciente. Es decir, hacemos una serie de repeticiones de uno o varios movimientos, luego, mientras permanecemos de pie, realizamos un minuto de respiración consciente, luego pasamos a otra serie de movimientos, otro minuto de trabajo de respiración y de esta forma vamos trabajando estas dos facetas del ejercicio por separado, pero dentro de una misma sesión.

Ahora que ya conoces lo básico para aprender Chi Kung, te voy a proponer que lo utilices. Si dispones de poco tiempo, elige pocos movimientos y prográmate al menos 20 minutos diarios para practicarlos preferiblemente por la mañana y 5 minutos para practicar la respiración consciente, preferiblemente antes de los ejercicios de Chi Kung.

Cuando ya lleves 3-4 semanas practicando todos los días 20 minutos, más 5 minutos de respiración consciente, añade más movimientos. Si es posible, realiza una serie completa que recorra todo el sistema energético del cuerpo y pasa a practicar 40-50 minutos todos los días. De esta forma estarás haciendo un trabajo muy serio que te proporcionará resultados igualmente serios e importantes para tu salud física, mental y emocional.

Si tienes alguna duda o pregunta, puedes dejarme un comentario en esta misma página, estaré encantado de poder ayudarte.

Sinceramente,

Jorge Beltrán – Terapeuta
Creador del Curso: http://RecuperaTuSaludConQiGong.com